Saltar al contenido

Meditación paso a paso

Disfruta de los beneficios de meditar para tu cuerpo, mente y espíritu. Generando armonía, mayor energía positiva, paz mental y alegría.

¿Cómo empezar a meditar?

Se comienza por elegir donde se concentrará la atención: en la respiración, una frase repetida ( mantra ), un objeto, una imagen o una visualización.

El efecto de la meditación será aquietar la mente, concentrarse en su interior.

Es importante que el cuerpo esté preparado para este momento, no es aconsejable meditar luego de una comida copiosa, la mente está alterada  influenciada por del exceso de alimentos o bebidas, ya que la digestión requiere un gran caudal de energía la misma que es necesaria para meditar, los mejores momentos son a la mañana antes de comer y a la noche antes de acostarse. Lo ideal es elegir un momento en que podamos estar solos.

  • Si meditamos en verano, podemos sentarnos mirando hacia el jardín.
  • Si meditamos en invierno conviene estar cerca de una estufa, ya que la inmovilidad puede enfriar el cuerpo y hacernos sentir incómodos.
  • Aseguramos de que no seremos interrumpidos. Apagar el móvil durante el momento de la meditación
  • La posición puede ser sentado o acostado, generalmente es preferible hacerlo sentado para evitar quedarse dormido si se logra un buen estado de relajación.

¿Cómo se medita correctamente?

La idea es aquietar la mente, pero no tanto como para dormirse. Puede hacerse sentado en el suelo, en la posición de loto o simplemente sentado en una silla. La postura ideal es aquella que al meditador le resulte apta para mantener la columna erguida y el cuerpo lo más relajado posible.

Pasos para meditar

  1. Las manos pueden colocarse sobre los muslos, con las palmas hacia arriba. Los codos deben estar hacia atrás, los omóplatos ligeramente unidos, y el pecho un poco salido; el mentón debe estar ligeramente caído hacia el pecho.
  2. La meditación con los ojos cerrados o abiertos. La meditación Zen es mantener los ojos entreabiertos, mirando un punto fijo en el suelo, un par de metros más adelante. Sin enbargo se prefiere la postura con los ojos cerrados, salvo que se haya elegido la meditación fijando la vista en un objeto.  La cabeza se mantendrá erguida, alineada con la columna vertebral y flojos los músculos del cuello para comenzar la relajación, indispensable para el éxito de la práctica.
  3. Por lo general la iluminación será tenue o indirecta, ya que muchos para meditar usan la luz de una vela que le servirá como estímulo visual. También se puede usar aromas en el ambiente, tanto como sahumerios u hornillos de aceite.
  4. Tomamos conciencia de nuestra respiración, manteniendo la posición del cuerpo, en especial de la columna y el mentón. Observamos la respiración sin forzarla ni acrecentarla. Dejamos pasar nuestros pensamientos sin rechazarlos, como si fueran nubes en el cielo y dejarlos ir y que desaparezcan de nuestra mente. Seguramente aparecerán otros, y luego de un tiempo de practica podemos notar que entre nube y nube (de pensamientos) comienza a dibujarse un espacio cada vez más grande de silencio y quietud.
  5. Ese es el espacio de nuestro yo profundo, de nuestro estado natural. Podemos concentrarnos en nuestra respiración, observándola.
  6. Se puede empezar a contar cada exhalación o espiración hasta llegar a diez y retomar la cuenta, así durante 5 minutos. Al concluir, tomarse un minuto para regresar lentamente a la conciencia normal y abrir los ojos lentamente.

Beneficios de la Meditación para la Mente

  • Desarrollas la capacidad de afrontar los problemas con mayor facilidad.
  • Disminuye tu ansiedad.
  • Aumenta tu creatividad.
  • Tu felicidad aumenta.
  • Logras tener claridad mental.
  • La meditación te hace consciente que tu eres responsable de tu felicidad.

El propósito de la meditación no es generar cambios de la noche a la mañana. Se paciente y practica de forma regular.

Videos meditación

Para llegar a una mejor meditación con los beneficios que te da el Yoga en tu cuerpo, respiración y mente. Visita nuestro sitio Web